Publicado: 25 de Octubre de 2017

España tiene actualmente 3,2 millones de autónomos. Muchos de ellos tienen su oficina en el propio hogar. Si eres uno de ellos, vas a poder deducirte gastos de tu casa. Habrá una fórmula para medir en qué cantidad debes hacerlo. Esto es positivo, puesto que hasta ahora su deducción era interpretable, lo que hacía más difícil imputar dichos gastos al negocio. Ahora hay una línea oficial sobre cómo hacerlo. El problema es que, como veremos a continuación, las cantidades que podrás deducirte serán mucho menores de las esperadas.

Según el análisis de la reforma de la Ley del Autónomo que ha realizado la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA), a raíz de la aprobación de la misma en el Senado y la creación de una subcomisión para su estudio, el porcentaje del 30% se aplica a la parte proporcional de la vivienda que, en la práctica, se destine a las tareas laborales. Explicamos a continuación toda esta terminología, con el objetivo de entender mejor qué es lo que vas a poder desgravarte realmente. 

El título quinto de la norma contempla que si has declarado en el censo fiscal una proporción del 30% sobre una superficie de 100 metros cuadrados, el porcentaje a aplicar será del 30% sobre 30 metros; en la práctica apenas un 9%. Es importante, en primer lugar, haber declarado previamente qué parte de tu vivienda exacta es la que utilizas para tus funciones. Y, de esa parte, es sobre la que debes calcular el 30%. Si lo haces de otro modo estarás expuesto a sanciones.

Via: cincodias.com