Publicado: 2 de Octubre de 2018

eis de cada diez autónomos aseguran que no tiene capacidad para cotizar a la Seguridad Social por una base mayor a la mínima. En concreto, hablamos del 65% de los profesionales de este colectivo que ve como sus pensiones son muy inferiores a las pensiones de los trabajadores asalariados. Casi un año después de la entrada en vigor de la tramitación por parte del Congreso de la Ley de Medidas Urgentes al Trabajo Autónomo, impulsada por Ciudadanos, el Instituto Santalucía ha publicado una encuesta entre el colectivo autónomo, que refleja que el primer problema que encuentran estos profesionales es la desprotección de la Seguridad Social. Hablamos del paro de autónomos, o prestación por cese de actividad, como en las pensiones en caso de accidentes de trabajo o enfermedad profesional. Así lo apunta un 68% de los encuestados. No obstante, la jubilación es el principal problema para más de la mitad de los autónomos en términos económicos. La realidad es que más de 2 millones de trabajadores autónomos cotizan por la base mínima en España, lo que supone casi el 66% del colectivo, según datos del Ministerio de Trabajo. A pesar de que el porcentaje se ha disminuido en un 20% durante la última década, todavía la mayoría de los trabajadores por cuenta propia eligen esta opción aunque suponga una gran disminución en las coberturas sociales. Para el 65% de los encuestados, si no aumentan su base de cotización es porque no pueden, asegura el estudio. “Una de cada tres pensiones de jubilación que perciben los trabajadores por cuenta propia son pensiones mínimas. Estas cifras nos deben hacer reflexionar sobre la importancia de que se sigan introduciendo medidas regulatorias para mejorar la situación de este colectivo, así como fomentar la conciencia ahorradora para complementar las prestaciones públicas”, explica José Manuel Jiménez Rodríguez, director del Instituto Santalucía. Para finalizar, cabe reseñar que un 56% de los encuestados piensa que perderá calidad de vida cuando se retiren, mientras que más del 61% cree que no podrá jubilarse hasta que cumpla al menos los 70 años.